Internacionalización regulatoria

La conducta y decisiones de miembros de directorios de empresas o sus ejecutivos superiores puede generar  efectos no solo en el ámbito de la regulación o supervisión doméstica o nacional, sino también en la evaluación que hagan agencias reguladoras extranjeras.  En Chile, estas agencias- que mayoritariamente se denominan Superintendencias – son órganos técnicos unipersonales de designación gubernamental, con un diseño institucional de varias décadas, pero que se ha ido adaptando al contexto de globalización económica.  Así,  por ejemplo, la coordinación entre agencias reguladoras de diferentes países es una característica de este proceso y la incorporación de prácticas supervisoras uniformes contribuye – dentro de las limitaciones de competencia de cada modelo nacional – a mejorar requisitos de información y eficacia en cumplimiento de normas. Desde el caso Enron y luego de la crisis financiera global que se inició en 2007, la labor de directores, ejecutivos, administradores y asesores de empresas ha debido sujetarse a estándares cada vez más rigurosos de cumplimiento. Estas exigencias derivan, en parte, de la estructura de propiedad de compañías integradas por inversionistas nacionales y extranjeros, ya sea en pactos de accionistas o numero de directores según participación. Esos inversionistas extranjeros en sus decisiones no solo se sujetan a la al control de los reguladores chilenos, sino que también a los de sus países de origen. Tratándose del mundo anglosajón, las obligaciones de información  – muchas veces basadas en autoreportes –  suelen ser muy exigentes, al punto que pareciera ser más aconsejable pecar por exceso que por omisión en esta materia.   Por ello, ser director, administrador o asesor jurídico o financiero de una compañía con participación societaria extranjera supone más rigurosidad en el cumplimiento de esas funciones y además conciencia del impacto regulatorio que esas decisiones pueden acarrear en otros países. No cabe duda que la internacionalización regulatoria es un desafío importante para el Derecho  y las estructuras corporativas de nuestro tiempo.

Crispulo Marmolejo

Profesor de Derecho y Regulación Económica

Escuela de Derecho Universidad de Valparaiso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s